Web Oficial
Mi reserva
 Hotel Apolonia
Hotel Apolonia
Soria, Soria
Reserva Ahora
+
Fecha
habitaciones
Adultos:
Niños:
2 habitaciones
* menores de 12 años
+ Añadir habitaciones
Código promoción
Fecha de la reserva
Adultos
Niños*
Habitación 1
x
Añadir habitación
Esta página web utiliza cookies. Al continuar navegando por ella, usted acepta el uso de cookies.
Reservando en la web oficial todo son ventajas
Hotel > Puntos de interés
Compartir

Puntos de interés
Hotel Apolonia



Ermita de San Saturio
Levantada en el s. XVIII sobre una gruta eremítica visigoda al lado del Duero. Es de planta octogonal con una curiosa linterna y una gran espadaña. El camino que conduce a la Ermita, fue uno de los itinerarios predilectos de Machado.

Concatedral de San pedro
El elemento más destacable de la edificación es el claustro de sillería, aunque también destacan la portada plateresca, en la que aparece la figura de San Pedro con las llaves de la iglesia, las capillas y los retablos de su interior. El claustro fue declarado bien de interés cultural en 1929.

Los Arcos de San Juan de Duero.
Forman un conjunto de arquitectura románica castellana situado a las afueras de la ciudad de Soria. Impresionante monasterio de la Orden de San Juan de Jerusalén, que se encuentra de camino, al lugar donde discurre la leyenda de Gustavo Adolfo Bécquer, El Monte de las Ánimas.

Iglesia de Santo Domingo
Son muy valiosos en esta edificación la portada y el pantocrátor situado en el centro del frontón que es coronado por cuatro arquivoltas de dovelas labradas. En este frontón también se pueden apreciar los cuatro evangelistas, María y José. Los capiteles de la Iglesia son aguantados por las columnas adosadas.

Parque Natural del Cañón de Río Lobos
Declarado Parque Natural en 1985 para proteger dicha gea, fauna y flora y a su vez facilitar el contacto de los hombres con la naturaleza. Se trata de un profundo cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25 km de la Provincia de Soria y Burgos.

La Laguna Negra
Esta oscura, fascinante y enigmática Laguna, envuelta en leyendas, forma unos de los parajes más bellos de la provincia. Encajada a unos 2.000 metros de altura, entre paredes graníticas y bordeadas por infinitos pinares, dan a esta laguna su aspecto seco y tenebroso, situado en Vinuesa.

Castroviejo
Grandes rocas moldeadas por la naturaleza con formas caprichosas salpican sus verdes prados. Nos encontramos en uno de los lugares más impresionantes de la provincia, situado en Duruelo de la Sierra.

El monte Valonsadero
Es un enclave natural digno de contemplar. Un bosque lleno de encinas y robles, de álamos y fresnos de fuentes y pastos verdes que alberga una treintena de abrigos naturales iluminados con pinturas rupestres. Una ruta básica y bien señalizada recorre nueve abrigos con pinturas rupestres, sin olvidar que se trata de uno de los conjuntos históricos pictóricos más ricos de la prehistoria peninsular.

Parque Alameda de Cervantes
La Alameda de Cervantes o "La Dehesa" es uno de los lugares más apreciados por los Sorianos, así como por poetas como Bécquer o Machado, quienes le han dedicado varios de sus versos. Un parque en el centro de la ciudad, repleto de vegetación, entre los que se encuentran más de 78 especies de árboles y arbustos, destacando una enorme secuoya centenaria. Este parque también alberga la Ermita de la Soledad que data del siglo XVI, así como el famoso Árbol de la Música y su rosaleda, repleta de alegre colorido.

Museo Numantino
El Museo Numantino narra la historia de la ciudad de Soria a través del arte y la arqueología de forma cronológica. Las salas de exposición albergan importantes piezas arqueológicas entre las que destacan cerámicas, herramientas y armas celtíberas, restos encontrados en villas y necrópolis romanas, entre otros.

Calatañazor
Se trata de un pueblo medieval, perfectamente conservado, con sus características casas de piedra, sabina, barro, y chimeneas cónicas. También se conserva parte de la muralla de la villa. Está situado en la cima de una roca, a orillas del río Milanos, desde la que se puede contemplar la extensa llanura conocida como "Valle de la Sangre". En éste mágico lugar se libró la gran batalla entre las tropas cristianas y las de Almanzor en 1002.